Wimbledon: Barrios cayó luchando ante el cañonero Anderson

Con un retraso de cinco horas comenzó el tercer Grans Slam del año, debido a la lluvia que cayó sobre Londres y que impidió que a las 6 de la mañana chilena, pudiera comenzar el torneo de Wimbledon.

Recién a las 11 de la mañana pudo saltar a la cancha el chileno Marcelo Tomas Barrios (209°) a enfrentar al sudafricano Kevin Anderson (102°).en la cancha 4 del evento y donde solo hasta ese momento se jugaba en las dos canchas que tienen techo, en una de ellas el vigente campeón el serbio Novak Djokovic, fue el encargada de dar la inauguración de la competencia.

El chileno Barrios debió soportar 40 aces, sí, leyeron bien. 40 puntos a través del servicio directo consiguió Anderson para cosechar un triunfo en la primera ronda de Wimbledon. El sudafricano remontó una desventaja de un set en contra y nunca logró desplegar su mejor versión, pero así y todo impuso la experiencia para ganar por 6-7(4), 6-4, 6-4 y 7-6(4).

Image

tres horas y 11 minutos de partido, la resistencia del chillanejo terminó derribándose en cuatro sets, por parciales de 7-6 (4), 4-6, 4-6 y 6-7 (4).

Si bien el chillanejo tuvo un sólido arranque de partido, en el que impuso actitud para quedarse con la primera manga en el tie break, el sexto ganado en el torneo, tras los cinco de la qualy, fue viéndose sobrepasado por el crecimiento que fue tomando su rival en el césped londinense y que puso ganarse los dos siguientes por 6 a 4.

Ya en el cuarto set Barrios volvió a emparejar con mucho ímpetu, pero terminó sucumbiendo en el segundo tie break que ambos jugaron, poniendo fin a su primera participación en el cuadro principal de un Grand Slam con saldo muy positivo pese a la derrota.

Image

En consecuencia Anderson se medirá en la siguiente instancia frente a Novak Djokovic, quien lidera la serie entre ambos por un contundente 9-2 y que hoy venció a Jack Draper, tenista local invitado por la organización sin ningún bagaje en estos torneos.

De menos a más, el de Belgrado fue encontrándose cada vez más cómodo sobre el pasto, hasta que el talento hizo el resto para ganar por 4-6, 6-1, 6-2, 6-2. Un pequeño susto para empezar puede ser lo mejor que haya podido ocurrirle al uno del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.