Juegos Olímpicos: Confirman primer positivo por COVID-19 en la Villa Olímpica

El Comité organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio ha notificado este sábado el primer caso de coronavirus en un residente en la Villa Olímpica. Según han informado, se trata de un ciudadano extranjero que supone el primer caso positivo que se confirma entre los delegados olímpicos, aunque no es deportista, según recoge la radio local NHK.

Este contagio se produce cuando apenas quedan seis días para el inicio de la competición olímpica, que finalmente se celebrará sin público en las gradas debido a la situación sanitaria que atraviesa el país en relación con la pandemia de coronavirus.

En las últimas 24 horas las autoridades sanitarias del país han registrado más de 3.400 casos positivos de coronavirus, 1.271 de los cuales se concentran en la ciudad de Tokio. Esto supone que la capital registra uno de los datos más elevados del año, y supera el millar de contagios en un día por tercera jornada consecutiva.

Los organizadores se encuentra recopilando la información sobre los contactos cercanos de la persona afectada, ha asegurado su director ejecutivo, Toshiro Muto, al ser preguntado este sábado en una rueda de prensa por la seguridad de la Villa Olímpica.

«Estamos tomando medidas firmes contra la COVID, incluso dentro de la Villa. Además, los atletas en principio deben someterse todos los días a test y ahora que ha habido un positivo, se aislará inmediatamente a esa persona», señaló Muto al resumir las medidas de prevención principales adoptadas por la organización.

El director ejecutivo de Tokio 2020 dijo que seguirán tomando medidas «para que los atletas puedan sentirse seguros en la Villa». En lo que va del mes de julio un total de 44 personas vinculadas a los Juegos, incluido un atleta, han dado positivo en el patógeno, según cifras de los organizadores, pero es la primera vez que se detecta una infección en el seno del complejo residencial de los deportistas.

El primer positivo entre los atletas extranjeros detectado en Japón fue el de un entrenador del equipo olímpico de Uganda a su llegada al país el pasado 19 de junio, a lo que le siguió otro positivo más posteriormente de uno de los deportistas, que se alojan actualmente en el municipio de Izumisano, en el oeste del país.

El positivo en la Villa Olímpica podría constituir otro factor de recelo entre la ciudadanía nipona sobre la seguridad de la celebración de los Juegos, y se conoce tan sólo un día después de saberse que un deportista de la mencionada delegación africana se fugó de su hotel con la intención de empezar una nueva vida en Japón.

TOKIO 2020 | Tokio 2020 valora recortar el número de aficionados - AS.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.