TOUR DE FRANCIA: Wout Van Aert gana etapa 20 y de líder sigue Tadej Pogacar

Todas las miradas estaban puestas en el líder, Tadej Pogacar (UAE) que este sábado podría haber certificado el más difícil todavía: ganar hasta en la contrarreloj previa a la llegada a París. Sin embargo, en Saint-Emillion el más rápido fue Wout Van Aert (Jumbo), que tiró de galones en una de sus especialidades para ganar la penúltima etapa del Tour de Francia 2021. La segunda en esta edición para el belga.

Pogacar se conformó con el octavo mejor tiempo de la crono que le certifica como el ganador del Tour de Francia 2021, el segundo consecutivo en la cuenta del ‘niño prodigio’. Jonas Vigegaard (Jumbo-Visma) defendió su segunda posición en la general en un duelo directo con Carapaz, que subirá al peldaño más bajo del podio de París.

Imagen

Era el momento de la verdad. El momento de soltar las últimas fuerzas, si es que aún quedaban. Los 30,8 kilómetros entre Libourne y Saint-Emillion fueron el último resquicio de tratar de agitar la general, aunque el primer puesto en el podio de París ya tuviera nombre y apellidos.

Kasper Asgreen (Deceuninck) estableció la marca a batir para los especialistas de la prueba: 36’14». Stefan Kung (Groupama) puso en jaque la marca del danés, pero se quedó sin fuelle en el último tramo. Por lo tanto, si no había sorpresas, sólo Van Aert (Jumbo-Visma) y Pogacar (UAE) podían amenazar el trono provisional de Asgreen.

A ello salió disparado Van Aert, para salvar el honor del Jumbo-Visma tan magullado en este Tour. El corredor belga fue un misil que avisó de sus intenciones mejorando el tiempo de Kung en el primer punto intermedio y adelantando a Sergio Henao. Van Aert culminó la jornada bajando en 21″ el tiempo de Asgreen.

Pocos gestos de alegría se apreciaron en el rostro del belga porque justo cuando atravesaba la línea de meta arrancó el líder, Pogacar, hambriento de una victoria que le hiciera dueño y señor del Tour de Francia.

Image

Sin embargo, la estrategia del esloveno de salir con un plato 58 dientes (que le haría avanzar más en cada pedalada, pero a más esfuerzo), le salió mal. Sólo cuando el corredor de UAE tenía el Tour sentenciado, en la última jornada competitiva y buscando el más difícil todavía, se le vio un pequeño síntoma de cansancio. La contrarreloj no sería para él, pero fue suficiente para certificar su doblete de Tours.

El duelo directo estuvo entre los perseguidores de Pogacar: Richard Carapaz (INEOS) y Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma). Separados en la general por apenas seis segundos, el segundo puesto en París estaba en juego. Pese a no ser la especialidad del ecuatoriano, Carapaz hizo una buena contrarreloj aunque no fue capaz de asaltar la segunda plaza en la general, muy bien defendida por Vingegaard. El danés será segundo en París con el maillot blanco prestado por Pogacar.

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.