La estremecedora revelación de Simone Biles sobre los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La gimnasta estadounidense se ausentó de varias pruebas debido a problemas de salud mental, con origen en el abuso por parte del médico Larry Nassar.

Llegó Tokio 2020, y Simone Biles era una de los grandes talentos. El mundo esperaba deslumbrarse con su talento y destreza en aquellos Juegos Olímpicos, como acostumbró en Río 2016, cuando con 19 años logró colgarse del cuello cuatro medallas dorada. Sin embargo, en tierras orientales -donde conquistó una medalla plateada y una de bronce- se bajó de pruebas por problemas de salud mental, con origen en los abusos sexuales del médico Larry Nassar, quien está cumpliendo una cadena perpetua tras haber sido condenado en 2017 y 2018 por ataques sexuales a más de 250 gimnastas.

«No me sentía tan segura como debería haber estado con tanto entrenamiento como teníamos”, comenzó relatando Biles en una entrevista con New York Magazine. En ese aspecto, la gimnasta oriunda de Ohio arremetió con una desconcertante y sopresiva revelación: “Si miras todo lo que he pasado durante los últimos siete años, nunca debería haber formado otro equipo olímpico. Debería haberlo dejado mucho antes de Tokio, cuando Larry Nassar estuvo en los medios durante dos años. Fue demasiado. Pero no iba a dejar que se llevara algo por lo que he trabajado desde que tenía 6 años. No iba a dejar que me quitara esa alegría. Así que lo superé todo el tiempo que mi mente y mi cuerpo me lo permitieron“.

Biles lleva varios años con ayuda psicológica, para poder sobrellevar las consecuencias de aquellos abusos que tuvo que soportar siendo una niña. De todos modos, la gimnasta admite que en la previa de la competencia se creía lista para desplegar su arte, pero no fue así: “Sabía que era lo suficientemente buena para ir. Y me dijeron: ‘Sí, eres lo suficientemente bueno para ir y hacer tus cosas, pero tienes que volver’. Y yo estaba como, ‘No, estoy bien’”.

Asimismo, hay que remarcar que tanto ella, como diversas atletas, brindaron testimonio ante el comité del Senado de Estados Unidos, por la causa que investiga los crueles hechos consumados por Nassar, quien durante varias décadas fue el médico del equipo estadounidense de gimnasia, en el cual participaba Biles. En aquella sesión testimonial, la gimnasta de 24 años sentenció: “Para ser clara, culpo a Larry Nassar pero también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso. USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos sabían que yo estaba siendo abusada por su médico del equipo”. Además, puso la mira contra el FBI por haberle dado la espalda durante la investigación.

En el mano a mano que brindó este lunes ante la revista de los Estados Unidos, comentó sobre su perfomance en Tokio y comentó cómo vivió los twisties, anomalía potencialmente peligrosa que hace que las gimnastas pierdan el sentido de la orientación cuando se encuentran en el aire,  que sufrió en pleno certamen:“Es básicamente de vida o muerte. Es un milagro que aterrizara de pie. Si fuera cualquier otra persona, habrían salido en camilla. Tan pronto como aterricé, fui y le dije a mi entrenador: ‘No puedo continuar’”.

También, dejó bien en claro que los daños mentales que sufrió la acompañarán toda su vida, los diferenció de una lesión física y no se animó a hablar de su provenir, aunque subrayó que le va a ser imposible alejarse del deporte que tanto ama, ya que se dedicó a él toda su vida: “Esto probablemente será algo en lo que trabajaré durante 20 años”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.