Todo listo para la Laver Cup 2021

El torneo se juega este año en Boston, Estados Unidos, y la sorpresa es que Chile se postula para ser sede el año 2025, lo que se decide en enero próximo.

Europa

La Laver Cup 2021 se prepara para su puesta en escena y lo hace con un enorme despliegue de medios de comunicación en torno a los protagonistas. Una de las cosas más esperadas en los prolegómenos de este torneo es la fotografía oficial de ambos equipos y no se ha hecho esperar.

Stefanos Tsitsipas aparece junto a Daniil Medvedev, que aglutina protagonismo junto a Alexander Zverev. En el Team World llama la atención la disposición de los jugadores en función de su altura.

Señalemos que es mucho más que un torneo de exhibición, como algunos lo siguen considerando, o un mero negocio para la agencia de Roger Federer, Team 8, promotora y organizadora de la competición. La Laver Cup 2021 regresa al panorama tenístico mundial en una edición que será única y que puede marcar la viabilidad a futuro de este evento, tremendamente exitoso en sus ediciones precedentes y que no pudo jugarse el pasado año por la pandemia.

Resto del Mundo

Sobrevuela en torno a esta competición un halo de incertidumbre y duda sobre su capacidad para perpetuarse en el tiempo una vez que el Big 3 no esté en activo, y será en este año, celebrándose en Boston, donde pueda intuirse si se va a consolidar como un evento deportivo de primer orden o está abocada al ocaso.

Si bien es cierto que se pueden considerar como amenazas, también pueden ser vistos como oportunidades los factores que presentamos a continuación y que serán claves en el futuro de esta competición. Y es que, por primera vez, no estará Roger Federer en un torneo que él mismo promovió, pero tampoco harán acto de presencia ninguno de los otros miembros del Big 3. Es momento para que los más jóvenes demuestren su carisma y capacidad de generar atracción mediática.

El buen nivel de tenis está asegurado, con seis jugadores del top-10 en liza, aunque aparentemente ambos equipos están muy desnivelados, concentrándose todos ellos en el Team Europe. Sin embargo, Nick Kyrgios promete emociones fuertes y puede ser una gran oportunidad para que los canadienses den un paso adelante.

Parte del éxito del torneo en sus ediciones anteriores ha sido la gran igualdad, algo que podría verse en entredicho esta vez. Además, la presencia de dos sacadores natos como Opelka e Isner, cuyo tenis no es el más vistoso, puede perjudicar sobremanera al espectáculo.

Por si esto fuera poco, se llega en un ambiente enrarecido en la ATP, con un enemigo común para todos que tendrá que limar asperezas con sus archienemigos y tratar de revertir la inexorable tendencia negativa de su imagen proyectada. No hablamos sino de Stefanos Tsitsipas, un jugador que en unos meses ha pasado de ser querido y admirado por todos a convertirse en el enemigo público de rivales y aficionados.

Compartirá pista y objetivos con Medvedev y Zverev, en lo que será una oportunidad única para que este contemporáneo Big 3 demuestre su capacidad de fraternidad y deportividad entre ellos, así como de carisma e inspiración en los aficionados.

Por último, y no menos importante, surge un aspecto que nunca se había dado hasta el momento: la coincidencia en fechas con la Ryder Cup de golf. La Laver Cup surgió en el tenis como respuesta a la necesidad de un evento asimilable a la mítica competición golfística, y este fin de semana tenis y golf se batirán en un duelo televisivo en todo el planeta del que será interesante comprobar quién sale vencedor. La ausencia del Big 3 y falta de nivel en el equipo estadounidense sitúa al tenis en un lugar complejo.

El TD Garden, templo del baloncesto y lugar emblemático por haber acogido múltiples conciertos, será la sede de un torneo en el que Resto del Mundo intentará cosechar su primer triunfo, después de que Europa se alzase con el título en las tres ediciones anteriores. Habrá un aforo del 100%, por lo que se espera un gran ambiente en un evento que se disputará del viernes 24 al domingo 26.

La primera y segunda jornada arrancarán a las 13:00 hora local, es decir, 14:00 hora chilena, y constarán de dos partidos individuales en sesión matinal, y uno individual y otro de dobles en sesión nocturna, que arranca a partir de las 19:00 hora local, 20:00 de Chile. La última jornada arrancará a las 12:00 hora local, es decir, 13:00 de nuestro país y constará de un partido de dobles seguido de tres individuales.

Los partidos se juegan al mejor de tres sets, pero en caso de empate a uno, la tercera manga sería un supertiebreak a 10 puntos. Cada jugador convocado debe competir en, al menos, un partido individual durante las dos primeras jornadas y ningún jugador podrá disputar más de dos partidos individuales durante el evento.

Cada partido ganado el viernes dará 1 punto, los del sábado 2 puntos y los del domingo 3, lo cual asegura que haya emoción hasta el final. Gana el conjunto que llegue a 13 puntos, y en caso de que se acabe empate a 12, se jugaría un quinto partido decisivo el domingo.

Team Europe, claro favorito al título

Solo un enconamiento de las desavenencias públicas que existen entre algunos miembros del equipo, podría poner en aprietos el cetro europeo. Será interesante comprobar si la resaca del éxito atenaza a Daniil Medvedev, así como la manera de gestionar la presión y un ambiente hostil del resto de integrantes del equipo. Andrey Rublev debería ser un jugador importante en el dobles, y más teniendo en cuenta la ausencia de hombres que jueguen con asiduidad esta disciplina, mientras Casper Ruud parece ser el eslabón más débil.

Team World, muchas dudas y pocas certezas

Lo más ilusionante será comprobar si los canadienses Denis Shapovalov y Félix Auger-Aliassime siguen dando pasos en su camino a la madurez como tenistas. Además de ellos, Diego Schwartzman podría ser un baluarte importante en un equipo en el que extraña sobremanera que Jack Sock parta como suplente, debido a su buen rendimiento histórico. Nick Kyrgios tendrá pocos amigos con los que compadrear, siendo John Isner y Reilly Opelka mucho más fríos que él.

Por último señalar que Santiago de Chile será candidata a la edición de la Laver Cup del 2025 y compite contra otras 12 ciudades, provenientes de Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Singapur y Hong Kong.

Las 13 sedes postulantes se reparten las ediciones entre 2023-2026, es decir cuatro ediciones, por lo tanto la opción de tener a los mejores del mundo jugando en el Movistar Arena de Santiago, es bien complicado, y para saber si ocurrirá o no, hay que esperar a enero del 2022, cuando se define las sedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.