La U cayó ante Ñublense en Chillán

El marcador estaba sin goles. Quedaban pocos minutos para el final del encuentro. Y Ramón Arias cometió una falta dentro del área cuando parecía innecesario que lo hiciera. Todo eso terminó en un nuevo gran golpe para la Universidad de Chile, que cayó 1-0 en su visita a Ñublense. 
 

La primera parte tuvo a los azules, que en Chillán lucieron de blanco, con intentos poco claros para atacar el pórtico defendido por el uruguayo Nicola Pérez. Sobre el final de los 45′ iniciales, Franco Lobos tuvo un cabezazo cerca del arco, pero falló en la definición y Enzo Guerrero desvió el balón. Instantes después, el «18» sufrió un problema físico que lo sacó del campo de juego. Simón Contreras ingresó por él en el entretiempo. 

Durante todo el juego se notó que ambos elencos tomaron sus recaudos, pues perder podría ser demasiado doloroso. Los pupilos de Cristián Romero se posicionaron en campo rival durante los 15′ primeros minutos del complemento, aunque sin poder generar alguna ocasión clara para abrir el marcador. 

Los «Diablos Rojos», por su parte, tuvieron una chance muy concreta para anotar. Fue Nicolás Guerra, quien se acomodó para sacar un tiro colocado, pero Fernando de Paul despejó el peligro con sus manos. Y casi al momento, el «Tuto» apareció otra vez. En esta ocasión fue para corregir un grosero error de Diego Carrasco y ayudado porque el «9» de los sureños no pudo controlar bien la pelota. 

Corrían los 86′ cuando Ramón Arias cometió una imprudencia dentro del área. Saltó a disputar un balón con Guerra, pero le dio con el codo en la cara. Héctor Jona no dudó en pitar la falta. Y Nicolás Vargas tuvo la oportunidad de anotar un gol desde el punto penal. El capitán de Ñublense no falló y se desató el festejo en los 90′.

Con esta derrota, Universidad de Chile quedó en el 14° puesto con 34 puntos, a tres unidades de Curicó Unido, que por el momento está jugando la promoción. ¿Y los pupilos de Jaime García? Saltaron al 8° lugar con 37 unidades y pasaron de peligrar en la zona roja a soñar con puestos de copas internacionales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.