Las nacionales perdieron en cuartos de final y terminaron quintas, en tanto los varones fueron novenos.

Imagen

El fin de semana que recién pasó se disputó la primera Americup 3×3, donde al novedoso encuentro se dieron cita las mejores selecciones del continente, siendo Miami fue el escenario y nuestras selecciones nacionales de damas y varones, fueron parte del certamen.

Estados Unidos ganó tanto el título masculino como el femenino en el primer torneo FIBA ​​3×3 AmeriCup en Miami, tras vencer en varones a Brasil 21-15 y en damas también a Brasil por 21-9.

 

Imagen

La selección femenina, tras un perfecto 2-0 en su fase de grupos, con victorias sobre Guyana y México, cayó ajustadamente por 13-15, frente a Puerto Rico en cuartos de final, tras una destacada actuación de Ada Bernal, Bárbara Cousiño, Macarena Sáez y Anahí Morán, quienes le permitieron a Chile cerrar en el 5to lugar entre 13 equipos.

En el caso de los varones, la selección finalizó en la 9º posición entre 18 países, siendo el cuarteto nacional inmtegrado por Fernando Schuler, Percy Werth, Ignacio Collao y Lucas Thibaut. Los resultados de la fase grupal, fueron sendas derrotas, con Brasil por 22-12 y ante Jamaica por 14-21.

Imagen

Consignar que en el elenco masculino, hubo algunas modificaciones respecto a la convocatoria inicial. Jorge Schuler no pudo viajar con el equipo. Al respecto, el staff técnico llamó a Lucas Thibaut. Por su parte, y pese a las gestiones de la Federación, Luis Mérida no alcanzó a viajar debido al protocolo COVID del país sede.

Ello porque Estados Unidos realizó cambios en sus normativas en lo que respecta a las vacunas autorizadas, situación que dificultó la participación de Mérida. En su lugar, siendo el único jugador que cumplía con los requisitos solicitados por FIBA, tanto deportivos como sanitarios, se sumó Percy Werth.

Image

En todo caso, René Navarrete, coordinador del área 3×3 en la Federación, compartió algunas consideraciones tras la actuación en el certamen continental y las sensaciones de cara al futuro.

«El balance tras el evento es súper positivo. Ser parte de la primera Americup es muy importante y meritorio. A nivel de resultados, fuimos tras Brasil la mejor representación de Sudamérica. El certamen nos permitió confirmar que el nivel americano en 3×3 es muy alto. Continuaremos trabajando para ir mejorando los procesos. El próximo año tenemos varios torneos internacionales. Estamos conformes y contentos, los resultados nos dan a entender nuestro actual nivel continental y de aquí, en adelante, debemos seguir progresando», indicó.

Image
Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *