En tanto, Chun-Hsin Tseng, uno de los juniors más prometedores en su día, tiene otro de los WC para el Australian Open, que no tendrá jueces de linea.

El británico Andy Murray retornará al Abierto de Australia de tenis, del 17 al 30 de enero, luego de su ausencia en las dos últimas ediciones, al recibir hoy una invitación de los organizadores. Murray, de 34 años y exnúmero uno del mundo, formará parte del cuadro principal del primer Grand Slam de la temporada.

El año pasado el europeo tenía previsto participar, pero registró un positivo por la Covid-19 justo antes de viajar al país sede. El exlíder de la clasificación profesional jugó por última vez en la ciudad de Melbourne en el 2019, cuando pensó en disputar su último partido como profesional debido a una lesión.

Ahora encara esta nueva oportunidad con optimismo tras participar la semana pasada en los partidos amistosos de Abu Dabi, donde venció al español Rafael Nadal. «Estoy muy emocionado de volver a jugar en el Abierto de Australia. Lo he pasado muy bien allí jugando frente a una afición increíble y no puedo esperar para volver a salir a la pista de Melbourne Park», afirmó Murray.

Por su parte, el director del Open australiano, Craig Tiley, le dio la bienvenida al británico y elogió su entrega sobre las canchas. «Andy es famoso por su espíritu de lucha, pasión y amor por el juego y estoy encantado de darle la bienvenida a Melbourne en enero», dijo.

El británico nunca conquistó el Abierto de Australia, pero disputó cinco finales en 2008, 2010, 2011, 2015 y 2016. Ganador de tres títulos de Grand Slam en su carrera, el exnúmero uno del orbe sufre diversos problemas en la cadera derecha desde 2017 y en la actualidad ocupa el puesto 134 del ranking universal.

Por su parte y hace no tanto, era una enorme promesa del tenis siendo un gran dominador del circuito junior, hablamos del taiwanés de 20 años Chun-Hsin Tseng, quien parece estar ya listo para dar el gran salto en el mundo del tenis.

Ganó hace pocas fechas su primer título Challenger y ahora, instaurado dentro del top 200, ha recibido según cuentan medios de su país, una invitación para jugar el cuadro final del Open de Australia 2022. Lo que sería su estreno en Grand Slam. Veremos de qué pasta está hecho Tseng.

Por último señalemos que la figura del juez de línea está cada vez más amenazada por los avances tecnológicos y la justificación de reducir el personal en la pista debido a la necesaria distancia social por la pandemia. Tennis Australia ha decidido dar continuidad a la corriente iniciada hace ya dos años en Nueva York, por la que todas las bolas serían arbitradas por el sistema electrónico empleado antes para las revisiones del ojo de halcón.

Así pues, la automatización de los cantos estará vigente en todos los torneos de la gira, así como en el Open de Australia 2022, donde también se mantendrá la imposibilidad de que los recogepelotas acerquen la toalla a los jugadores, siendo ellos los que tengan que cogerla en todo momento que la deseen, como informa el Heraldsun.com.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *