Clippers ganó en clásico de los Ángeles a Lakers en viernes de NBA

9 partidos se jugaron y donde los Warriors terminaron con la racha de los Suns y Utah gan´{o un partidazo a Boston.

Se acabó la racha histórica del equipo de Monty Williams, los Suns que llegaba al Chase Center con 18 victorias consecutivas, triunfo esta misma semana ante Warriors y como líder del Oeste. Todos esos logros se truncaron de un plumazo. Contundente triunfo de Golden State (118-96) para equilibrar el duelo semanal, finalizó la racha triunfal de Suns y, de paso, Warriors (19-3) arrebata el liderato del Oeste a Phoenix (19-4).

Triunfo local a pesar de que los visitantes dispusieron del triple de tiros libres a lo largo de la noche (tiró 12 Warriors y 35 Suns, ¡2 y 20 en la primera mitad!). Al final del partido, extraño desequilibrio: 29 faltas de Warriors y 14 de Suns. No perdían los Suns desde el 27 de octubre. Hasta hoy. Hasta que se han topado con unos Warriors que han sido capaces de dominar el último cuarto sin que Stephen Curry anotara un solo punto. No lo han necesitado.

En tanto, Minnesota sufrió la baja de Karl Anthony-Towns y cayó por un ajustado 110 a 105 ante Brooklyn Nets. En los Timberwolves se destacó D´Angelo Russell, con 21 puntos y 11 asistencias, mientras que Leandro Bolmaro estuvo 25 minutos en cancha, con 4 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias, además del mejor más menos del equipo, con +19. En los locales el goleador fue Kevin Durant, con 30 unidades.

Por su parte, Boston sucumbió en Salt Lake City a causa del inmisericorde bombardeo de triples al que le sometió Utah Jazz, que terminó ganando 137-130 tras encestar el equipo 27 triples con una efectividad por encima del 50%, una auténtica exhibición.

Partido con mucho ataque, con mucho acierto y con defensas de juguete. Y loca segunda parte, con un parcial tras el descanso más propio de un All-Star de saldo (78-74) y con un tercer cuarto que acabó con un hinchadísimo 41-41.

Por último contar que el regreso de LeBron James tras su falso positivo no fue suficiente. Lakers cayó ante Clippers 115-119 en el primer duelo angelino de la temporada. Luke Kennard mató al equipo local con un par de triples cruciales al final del partido.

El problema de Lakers radicó en que jamás se pudo poner por delante en el marcador. Y no es la primera vez que le pasa esta temporada. Los locales siempre fueron a remolque del equipo de Tyronn Lue. Aunque bien es verdad que fue un partido bastante equilibrado. Sin rupturas. Con Clippers adquiriendo su máxima ventaja en el tercer cuarto.

Y siendo esta tan solo de 12 puntos. Pero está claro que ir constantemente por detrás en el marcador supone un gran desgaste mental. Y estos Lakers no están cerrando bien sus partidos. Porque de defender ni hablamos. Lo hicieron medianamente bien en la primera parte. Y en la segunda volvieron a las andadas.

Resultados del viernes:

Warriors 118-96 Suns

Pacers 104-113 Heat

Wizards 101-116 Cavaliers

Hawks 96-98 76ers

Nets 110-105 Timberwolves

Rockets 118-116 Magic

Mavericks 91-107 Pelicans

Jazz 137-130 Celtics

Lakers 115-119 Clippers

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *