Los jugadores deberán quedarse en un mismo hotel, se conocieron las primeras wildcards al cuadro principal, y aspectos del protocolo por la pandemia.

Siguen llegando nuevas noticias acerca de los protocolos y las medidas que tomará el Open de Australia 2022 para que la realización del torneo se de con la mayor normalidad posible. Durante la mañana de hoy hemos conocido que se permitirán, según Craig Tiley, un pequeño número de exenciones médicas para tenistas no vacunados, exenciones que dependerán de un tribunal independiente; además, también se dieron a conocer de qué forma se llevarán a cabo los tests PCR y antígenos a la llegada de los tenistas a Australia.

Pues bien, el propio Tiley confirmó también otra novedad que afecta a la estadía de los jugadores: todos los participantes en el torneo se hospedarán en el mismo hotel, el Crown Towers de Melbourne, un hotel de lujo y cinco estrellas que permitirá a los jugadores estar separados del público y donde se llevarán a cabo varios tests a lo largo del torneo. Recordar, además, que Tiley no espera una limitación en el aforo de cara al torneo.

Queda poco menos de un mes para el inicio del Open de Australia 2022 y, por lo que ha podido dar a conocer esta mañana Craig Tiley, el director del torneo, la organización no cerrará la puerta a los no vacunados, siempre que sean aceptados a través de una exención médica. Los jugadores no entrarán al país a través de vuelos burbuja, sino que podrán viajar en vuelos comerciales, lo que hace casi inevitable que se comuniquen nuevos positivos a la llegada de los tenistas.

El protocolo Covid actual que plantea el Open de Australia 2022 consiste en una prueba 72 horas antes de tomar el vuelo, un segundo test a la llegada del tenista y su equipo a Melbourne, Sydney o Adelaida, y un tercer test al sexto día. Ante cualquier positivo, el tenista tendrá que pasar por 10 días de cuarentena. Cualquiera que dé positivo a su llegada, tendrá tiempo de participar en el primer Grand Slam del año, que inicia el 17 de enero, pero según las fechas en las que se confirme el positivo, más de uno podría quedarse fuera.

Esta pasada noche, el Open de Australia entregó las primeras wildcards al cuadro principal del cuadro femenino de su edición 2022. Las agraciadas con esta invitación han sido las australianas Daria Saville (Gavrilova), Maddison Inglis, Sam Stosur y Storm Sanders.

De esta forma, el torneo quiere premiar a varias tenistas locales, que pasan cada una por diversos momentos en su carrera. Inglis, por ejemplo, de 23 años, tuvo en 2021 el mejor año de su carrera, al igual que Sanders. Daria está regresando de su lesión tras un 2021 aciago y Stosur cumplirá su 20º Open de Australia a sus 37 años.

Por último recordar que el próximo Open de Australia 2022 tendrá algunos mandatos obligatorios que van a levantar mucha polvareda en el ecosistema tenístico. Sabíamos que los jugadores debían estar doblemente vacunados para acudir al primer Grand Slam del año, lo que nos ha dejado ya a varios tenistas que han renunciado al evento por este motivo (Pierre-Hugues Herbert, Olivia Gadecki), pero… ¿y si tu vacuna no está «oficialmente reconocida» por el torneo australiano?

Es algo que comentó Srdjan Djokovic, el papá de Novak, en sus quejas hacia el torneo australiano, y una situación que se ha cobrado hoy su primera víctima. Natalia Vikhlyantseva, actual #194 del mundo, no podrá viajar a Oceanía tras admitir que se vacunó con Sputnik, la vacuna rusa, no reconocida como una vacuna válida por Australia. Cuidado con lo que esta situación podría desatar, ya que podría poner en más de un aprieto a los deportistas rusos que se hayan administrado ambas dosis de esta vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *