Suns ganó a Warriors en el duelo de los dos mejores de la NBA

Con su victoria Phoenix completó 17 victorias consecutivas en una noche de cinco partidos donde los Nets se imponen en el duelo neoyorquino a los Knicks.

Phoenix Suns es a día de hoy un equipo imparable. Ni siquiera la lesión de su mejor anotador, Devin Booker, en el segundo cuarto cortó la racha triunfal del equipo de Monty Williams, que derrotó a Warriors para igualar su mejor racha histórica con 17 triunfos consecutivos.

Victoria local (104-96) en el partido de la jornada, el encuentro que medía a los dos mejores equipos de la temporada en el Oeste y en la NBA. Llegaba Suns al partido con 16 victorias consecutivas y marca de 17-3 y lo hacía Warriors con 7 triunfos al hilo y balance de 18-2. El triunfo de Phoenix coloca ahora a ambos equipos en 18-3 y hace que los Suns terminen de forma perfecta el mes de noviembre, con un 16-0 en el que es su mejor mes de siempre.

La escuadra que dirige Monty Williams tuvo todo lo que hay que tener para ganar un partido: un base dominador, Chris Paul, que manejó a su antojo el tempo del juego en la recta final del encuentro, un pívot, Deandre Ayton, que no tuvo oposición en las cercanías del aro, y un defensor, Mikal Bridges, que desplegó un brutal trabajo en la marca de Stephen Curry hasta secarlo por completo. Al final ganó quien más lo mereció, unos Suns que se hallan en estado de gracia.

Y una curiosidad para terminar… fue la primera vez en la historia de la NBA en la que dos equipos de la misma división se enfrentaban teniendo ambos un 85% o más de victorias en la temporada habiendo jugado un mínimo de 20 partidos, lo que da una idea del nivel de los contendientes que se enfrentaban hoy.

En tanto, el duelo neoyorquino no decepcionó. Los Knicks plantaron cara a unos Nets favoritos que parecieron romper el partido en el tercer cuarto, pero que a la postre tuvieron que sufrir sobremanera hasta los últimos segundos del partido. Victoria por 112-110 del equipo de Steve Nash gracias a 2 tiros libres convertidos por James Johnson a 2,2 segundos del final tras recibir una falta muy clara. El triple a la desesperada de Evan Fournier para dar la victoria a New York no llegó a buen puerto.

Brooklyn vivió en la primera parte de James Harden y en la segunda de Kevin Durant. Las dos estrellas locales nunca llegaron a rendir al unísono en el partido, pero al menos se complementaron para que el equipo no quedara desnudo en ataque en ningún momento. Durant terminó con 27 puntos y 9 asistencias, sin ser precisamente su mejor día en el tiro a canasta, pero de esos 27 puntos, 21 llegaron en la segunda parte y 11 en los decisivos últimos 6 minutos del encuentro.

Por su parte, Harden metió 28 puntos en una primera parte despampanante, para terminar el partido con 34 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, con un 55% de acierto en el tiro de campo y 9 de 10 en libres en la primera parte y ni un solo tiro libre lanzado en la segunda. ‘La Barba’ alcanzó los 2.500 triples en temporada regular, convirtiéndose en el cuarto jugador de la historia que lo consigue tras Ray Allen, Stephen Curry y Reggie Miller. Suma ya 2.502.

Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *