Australia anula de nuevo el visado de Novak Djokovic (Actualizado)

El ministro de Inmigración usa su poder discrecional y alega interés público, pues Djokovic no está vacunado y mintió en su solicitud al asegurar que no había visitado ningún país previamente

El gobierno de Australia ha anulado por segunda vez el visado del tenista serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, según el Ministerio de Inmigración, que alega que el serbio,  que no está vacunado contra el coronavirus, puede suponer un riesgo para la comunidad.

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, ha usado su poder discrecional para cancelar el visado del tenista después de que los tribunales revocaran una decisión anterior y dieran la razón a Djokovic.

«Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C.3 de la Ley de Migración para cancelar el visado de Novak Djokovic, sobre la base de la salud y el buen orden, en la base del interés público», ha dicho Hawke en un comunicado. «El Gobierno está firmemente comprometido con la protección de las fronteras de Australia, especialmente en relación con la pandemia de COVID-19», ha añadido.

La decisión puede ser recurrida, y desde el entorno del serbio se asegura que está analizando todas las posibilidades. Si se mantiene, provocará que el número uno del mundo tenga que abandonar el país y no pueda disputar el Abierto de Australia, primer Gran Slam de la temporada, que da comienzo el próximo lunes y que ha conquistado en nueve ocasiones.

Image

Djokovic llegó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar el torneo australiano sin estar vacunado, aunque después las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta el fallo judicial del lunes a favor del tenista.

Sin embargo, después de ganar en los tribunales se conoció la solicitud de visado: aseguró que no había visitado ningún tercer país las dos semanas previas, cuando sí que estuvo en Marbella (España), un «error» que el tenista atribuyó su equipo.  Además, el tenista reconoció que no se aisló tras dar positivo, sino que participó en entrevistas y eventos.

Los organizadores del Abierto de Australia incluyeron este jueves al tenista serbio en la celebración del sorteo para el torneo, en medio de la incertidumbre sobre la posible deportación.

Djokovic tiene ahora cuatro escenarios posibles:

1. Acepta la retirada del visado y se va a casa

2. Desafía la decisión del Ministro de Inmigración y va a juicio. Se resuelve a su favor antes del lunes y puede jugar el torneo

3. Desafía la decisión del Ministro de Inmigración y va a juicio. Pierde, se va a casa y ve amenazada seriamente su presencia en Australia durante tres años.

4. Apela, gana el juicio, pero el Gobierno Federal vuelve a presentar otro recurso contra él, teniendo que decidir el juez si le detiene mientras se resuelve el caso o le deja jugar.

Se abre ahora un escenario repleto de incertidumbre en el que se espera que el tenista pueda volver a ser detenido y llevado a dependencias del hotel en el que ya estuvo varias jornadas. Sin embargo, sus abogados estaban preparados para esta decisión y podrían tener un as en la manga en forma de recurso judicial, que permitiera al jugador seguir en libertad e, incluso, optar a competir en el Open de Australia 2022 hasta que se aclara la situación.

El Primer Ministro australiano emitió un comunicado secundando la decisión de Alex Hawke, el Ministro de Inmigración. Hace referencia a los muchos sacrificios que se han hecho para preservar la salud en estos tiempos de pandemia.

Djokovic podría tener un interrogatorio con funcionarios de la Fuerza Fronteriza mañana y hasta que se produzca, estará en libertad y pendiente de cualquier novedad legal. El Gobierno Federal mantiene conversaciones con sus abogados.

Si Djokovic no decide apelar la decisión ante los tribunales, en un juicio que debería ser rápido y este fin de semana porque el tenista debutaría el martes en el Open de Australia, se verá obligado a abandonar Australia en las próximas horas.

En un principio sería en el primer vuelo a Europa de esta próxima noche en Australia. El serbio entrenó por quinta vez hoy en las instalaciones del Melbourne Park consciente de que se anunciaría una segunda deportación porque así se lo habían informado sus abogados.

ULTIMA HORA

Tras la revocación del visado de Novak Djokovic por parte del gobierno australiano por segunda vez, el Tribunal Federal con la instrucción del juez Anthony Kelly ha iniciado una audiencia desde las 08:45 (hora local de Melbourne) este mismo viernes, las 06,45 de esta mañana en Chile.

El periodista español José Manuel Amorós informa que la rapidez de la justicia australiana ha sorprendido al equipo legal de Novak Djokovic, ya que tras presentar sus alegaciones fueron convocados muy pocos minutos después a la vista judicial.

Todavía no se sabe si hoy el juez Kelly resolverá el caso o simplemente escuchará a las dos partes. No es descartable que la decisión final se produzca este domingo. A un día de arrancar el torneo.

Novak Djokovic of Serbia

Pese a la retirada de su visado, Novak Djokovic no volverá a ser detenido tal y como ha informado su abogado en la vista rápida tras una conversación con un procurador del gobierno australiano: «No se propone volver a detener a mi cliente esta noche». Algunos medios apuntaban a que Novak podría haber sido detenido y retenido en un centro de detención de inmigrantes.

De la misma manera, Wood ha solicitado una orden para evitar que Djokovic tenga que tener una entrevista mañana sabado 15 de enero con funcionarios de inmigración, y se permita preparar con más tiempo la defensa del número uno del mundo: «Estamos muy preocupados por el tiempo”.

Nicholas Wood, abogado de Djokovic, ha solicitado al tribunal una medida cautelar que impida la deportación de Djokovic este viernes 14 de enero, con el compromiso de presentar un informe y solicitud para ello. De la misma manera, Wood ha pedido al juez Kelly que retenga el caso en este tribunal y no lo transfiera a la Corte Federal, para evitar pérdidas de tiempo. «Cada minuto antes de que comience el torneo el lunes» es «preciado» para el jugador, explica. Los abogados del número uno siguen trabajando para que finalmente pueda disputar el Open de Australia.

El Gobierno Federal exige que Djokovic se presente a las 08:00 am hora australiana del sábado en sus oficinas, (18 horas de hoy viernes en Chile) sin descartar que sea detenido. Su defensa pedía «tiempo» para preparar la defensa y solicitaba celebrar un juicio rápido el domingo.

A eso de las 9 de la mañana en Chile, el juez Kelly informó sobre los pasos a seguir en el caso Djokovic: Mañana el serbio deberá acudir a las 8:00 am hora australiana (18 de este viernes en Chile) a una vista con agentes de inmigración para más tarde ser llevado a las oficinas de sus abogados para preparar la defensa para el juicio final del domingo (09:00 de la mañana en Asutralia, 19:00 del sábado en Chile).

Djokovic estará bajo custodia de dos agentes del ministerio de Inmigración desde entonces bajo la premisa de no ser expulsado del país hasta tener una decisión final. Finalmente, el Juez Kelly transfiere el caso a la Corte Federal.

Para finalizar la sesión el juez ha instado a las dos partes implicadas, Gobierno y abogados de Djokovic, a acordar un sitio adecuado para la detención del serbio el sábado tras su reunión con Inmigración ante el temor de la defensa del serbio «sobre la seguridad y un posible circo mediático, para ser franco”.

Novak Djokovic of Serbia attends a practice session ahead of the Australian Open tennis tournament in Melbourne on January 14, 2022. - --IMAGE RESTRICTED TO EDITORIAL USE - NO COMMERCIAL USE-- (Photo by MARTIN KEEP / AFP) / --IMAGE RESTRICTED TO EDITORIAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *