Australia dice que Djokovic «no está cautivo» y puede irse cuando quiera

Así lo ha señalado la ministra australiana de Interior, Karen Andrews. El tenista serbio – confinado en un hotel de Melbourne-  ha recurrido la suspensión de su visado

Open de Australia 2022: Australia responde al "trato indecente" a Novak  Djokovic: "No está cautivo, puede irse cuando quiera" | Marca

El tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, es libre de salir del hotel de la ciudad de Melbourne, en donde está recluido desde el jueves tras la cancelación de su visado para retornar cuando quiera a su país de origen, ha dicho este viernes la ministra australiana de Interior, Karen Andrews.

Djokovic, quien llegó la noche del miércoles a Melbourne con una exención médica que le permitía defender su título en el Abierto de Australia sin estar vacunado contra la COVID-19, está recluido en un hotel gestionado por las autoridades migratorias a la espera de que la justicia australiana aborde el lunes un recurso contra su deportación.

«El señor Djokovic no está cautivo en Australia (porque) es libre de salir en cualquier momento en que decida hacerlo y la Fuerza de Fronteras, de seguro, se lo facilitará», ha manifestado la ministra Andrews en una entrevista con la cadena pública australiana ABC.

SportsCenter on Twitter: "Karen Andrews, ministra del interior de Australia,  se pronunció por el caso Djokovic y aseguró que el tenista "no está  cautivo" en el país y que "es libre de

El comentario llega después de que el Ministerio serbio de Exteriores presentara una protesta formal ante el embajador de Australia en Serbia, Daniel Emery, por el «trato indecente» que está recibiendo el tenista en Melbourne.

Según un comunicado del Gobierno, Serbia espera de Emery esfuerzo personal para que Djokovic obtenga un alojamiento adecuado para un deportista de su rango mientras espera la decisión del tribunal.

La ministra australiana de Interior también ha defendido este viernes  la decisión de las autoridades migratorias que le habían otorgado un visado al serbio de 34 años y que luego se lo revocaron, ya que se determinó cuando llegó al país que él no tenía las evidencias suficientes para demostrar que cumple con los requisitos impuestos en Australia por la pandemia de la COVID-19.

«Es la responsabilidad de la persona asegurarse que tiene toda la documentación necesaria que se necesita para entrar en Australia», ha precisado Andrews.

El contencioso en torno a las exenciones médicas otorgadas por Tenis Australia y el gobierno regional de Victoria han motivado al Ejecutivo de Camberra a investigar permisos similares otorgados al menos a otras dos personas que participan en el torneo en Melbourne, que se celebrará entre el 17 y el 30 de enero próximo.

La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para las personas que tienen «una condición médica grave», que no pueden ser vacunadas por haber contraído la COVID-19 en los seis meses anteriores o han tenido reacción adversa al fármaco, entre otras razones.

Las autoridades australianas han cancelado el visado a la tenista checa Renata Voráčová, que tendrá que volver a su país, en medio de la polémica por la decisión de revocar el permiso de entrada al tenista serbio Novac Djokovic por no estar vacunado contra la covid-19.

Tennis player Renata Voracova detained before Australian Open – The Hamden  Journal
Renata Voráčová al igual de Djokovic encerrados en un hotel

Una fuente de la autoridad de control fronterizo confirmó la medida, que se tomó a pesar de que la tenista ya se encontraba en el país y había disputado un partido de preparación previo al Abierto de Australia.

Voráčová, detenida el jueves y de quien se desconoce si apelará la decisión, fue trasladada al mismo hotel de Melbourne donde se encuentra retenido Djokovic por las autoridades de inmigración hasta que un tribunal decida el lunes si se le expatría o no.

En tanto, el Ministerio serbio de Exteriores presentó una protesta formal ante el Embajador de Australia en Serbia, Daniel Emery, por el «trato indecente» que está recibiendo Novak Djokovic, número uno del tenis mundial, en Melbourne. 

Según un comunicado del Gobierno, Serbia espera de Emery esfuerzo personal para que Djokovic obtenga un alojamiento adecuado para un deportista de su rango mientras espera la decisión de un tribunal sobre su visado, que las autoridades australianas le revocaron anoche.

Los abogados del tenista en Australia recurrieron la revocación del visado, y un tribunal australiano analizará el lunes el recurso. Djokovic fue trasladado a un hotel para solicitantes de asilo en Melbourne, que la familia del deportista calificó de «sucio», además de denunciar que fue privado de todas sus pertenencias mientras espera la decisión. 

El tenista viajó a Melbourne para el Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada que se disputa del 17 al 30 de enero, tras recibir de los organizadores una exención médica de la vacunación contra la cvid-19. 

El secretario de Estado en el Ministerio de Exteriores serbio, Nemanja Starovic, declaró que Serbia no quiere influir de ninguna manera en la decisión de las autoridades judiciales de Australia. 

Australia dice que Djokovic "no está cautivo"
Los padres de Novak reclaman y muestran sus trofeos

No obstante, expresó su esperanza de que el gobierno australiano «en el espíritu de buenas relaciones bilaterales de Australia y Serbia, y en conformidad con sus competencias, permita a Djokovic que pase la Navidad (ortodoxa) en un alojamiento mejor»

Los serbios, cristianos ortodoxos, celebran la Navidad el 7 de enero, según el viejo calendario juliano. Starovic declaró que en la opinión pública de Serbia hay una fuerte impresión de que Djokovic es, fuera de su voluntad, la víctima de un juego político y que fue atraído a llegar a Australia para después ser humillado. 

Denunció que es tratado como un criminal, terrorista o inmigrante ilegal por parte de las autoridades australianas y que eso «amarga a sus aficionados y a ciudadanos de Serbia»

La familia de Djokovic, que llegó a comparar al tenista con Jesús Cristo, y también con Espartaco, aseguró hoy que no violó ninguna ley ni norma en su intento de entrar en Australia para jugar el torneo, y que la situación que vive es «el mayor escándalo deportivo diplomático de la historia». 

Cientos de personas se concentraron en el centro de Belgrado, frente al edificio del Parlamento de Serbia, para expresar su apoyo al tenista, un conocido crítico de las vacunas contra el coronavirus. 

La ministra de Interior de Australia: "Djokovic no está cautivo, es libre  de irse cuando quiera"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *