Según la prensa, el nueve veces campeón del Abierto de Australia no habría rellenado el formulario correcto para el tipo de visado solicitado y sería deportado.

A Novak Djokovic se le sigue complicando su participación en el Open de Australia y es que, además de por el revuelo provocado por la exención médica que le permitirá jugar el primer Grand Slam de la temporada sin estar vacunado contra el COVID-19, al número 1 del mundo ahora no le dejan acceder al país por un error en su visado.

Tanto Djokovic como su equipo han vivido una complicada situación en el aeropuerto de Tullamarine de Melbourne, ya que no pudieron recoger las maletas por un error de su equipo en la petición del tipo de visado de entrada a Australia. El Gobierno de Victoria (estado de Melbourne) incluso rechazó la solicitud de la Fuerza Fronteriza para darle el pertinente visado al tenista serbio.

Y es que la visa con la que pretendía entrar Djokovic, vigente campeón del Open de Australia, no es la que permite exenciones médicas, tal y como ha confirmado la ministra de Deportes del Estado de Victoria, Jaala Pulford. «El Gobierno Federal nos ha consultado si aprobábamos la entrada de Djokovic con esa visa y les hemos dicho que no».

«Siempre hemos sido claros en dos puntos: las aprobaciones de visas son un asunto del Gobierno Federal y las exenciones médicas son un asunto de los médicos», continuó Pulford escribiendo en Twitter.

Ya se sabía que el tenista serbio tendría que justificar que no puede ser vacunado contra la Covid-19 y horas antes de su llegada el primer ministro australiano, Scott Morrison, fue contundente en este sentido: «O lo hace al llegar al país o estará en el próximo avión para su casa».

Novak Djokovic enciende las alarmas para la organización del Australian Open

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *