Djokovic gana batalla judicial contra su deportación, pero nada está dicho

El serbio recupera su visado, pero el ministro de Inmigración de Australia sopesa deportarlo igualmente, recordemos que estaba retenido desde el pasado jueves al no estar vacunado contra el COVID-19.

En la intimidad de Djokovic: una guerra, un gurú español y meditación

Un tribunal australiano ha ordenado este lunes la liberación del tenista número uno, el serbio Novak Djokovic, quien se encontraba retenido desde el jueves pasado en un hotel de la ciudad de Melbourne tras la revocación de su visado por no estar vacunado contra la covid-19.

El juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, ordenó al Gobierno australiano a implementar la orden de liberación en 30 minutos, entregarle su pasaporte y sus efectos personales y pagar los costes legales de Djokovic, quien podría jugar en el Abierto de Australia.

Sin embargo, un abogado del gobierno advirtió que Canberra aún podría ordenar la deportación de Djokovic, lo que le impediría ingresar a Australia durante tres años. El abogado Christopher Tran ha indicado que el ministro de Inmigración, Alex Hawke, aún puede ordenar la deportación de Djokovic. «Me dijeron que (el ministro) examinaría la posibilidad de ejercer un poder personal para cancelar», dijo.

En un comunicado, un portavoz del Ministro de Inmigración confirma que sigue estudiando la opción de cancelar de nuevo el visado a Djokovic. «Después de la decisión del Tribunal sobre una base procesal, queda dentro de la discreción del Ministro de Inmigración Hawke considerar cancelar la visa del Sr. Djokovic bajo su poder personal de cancelación dentro de la sección 133C (3) de la Ley de Migración. El Ministro está considerando el asunto actualmente y el proceso sigue en curso».

Varios medios locales serbios publican que Djokovic será deportado de Australia pese a la decisión judicial, citando como fuente al padre y al hermano del jugador. «La última información es que quieren detenerlo» dijo Djordje Djokovic, hermano del número uno de tenis mundial, a la emisora TV Prva.

El diario Telegraf, por su parte, asegura que el padre de Djokovic, Srdjan, ha declarado que el Gobierno australiano ha decidido deportar a Djokovic. Después de la resolución del juez, que ha dejado en libertad al número 1 del mundo, el padre del tenista ofrecerá de nuevo una rueda de prensa.

Dicha máxima ha sido confirmada por un portavoz del Ministerio de Inmigración, quien ha asegurado que el ministro Alex Hawke está sopesando cancelar el visado del tenista serbio «en virtud de los poderes que le concede la sección 133C(3) del Acta de Migración».

El Abierto de Australia espera expectante si podrá contar con la presencia de Djokovic, que aspira a revalidar su torneo de Grand Slam número 21, que lo colocaría en la cima de la historia del tenis, por delante de sus dos rivales históricos, Roger Federer y Rafael Nadal.

La noticia de la posible detención de Djokovic ha alterado los ánimos de los fans del serbio, Un grupo de aficionados ha tenido que ser dispersado por la policía de Melbourne cuando trataban de abordar un coche, creyendo que dentro iba el tenista. El periodista del canal 9 News Adam Hegarty ha grabado las imágenes, a la puerta de las oficinas de los abogados de ‘Nole’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *