NBA: Karl-Anthony Towns ganó concurso de triples y Obi Toppin el de volcadas

Segunda noche del fin de semana del Juego de las Estrellas y hubo dos ganadores que brillaron de forma distinta.

Image

El dominicano Karl-Anthony Towns dio un paso más en este nuevo baloncesto en el que muchísimos hombres altos tiran bien y frecuentemente de 3. Anoche, el jugador de Timberwolves se ha convertido en el primer pívot que gana el Concurso de Triples del All-Star.

Towns se impuso en la final con 29 puntos ante los 26 tanto de Trae Young como de Luke Kennard, que fue el jugador más regular del concurso desde la brillantez ofrecida al hacer 28 puntos en la ronda inicial y 26 en la final.

Mientras, Towns metió 20 de sus 27 lanzamientos en la final y con sus 29 puntos batió el récord conseguido por Devin Booker (2018) y Stephen Curry (2021) que habían sumado 28. La estrella de los Wolves ya llevaba 27 puntos y le quedaba por tirar todo el último carro. Enorme su desempeño, cargado de ritmo, eficacia y economía de esfuerzo.

Solo otro hombre alto, no pívot, había ganado el Concurso de Triples. Fue Kevin Love en 2012, cuando precisamente militaba en Minnesota Timberwolves, el equipo de Towns. Este es el segundo concurso que Towns gana en el All-Star, ya que en 2016 venció en el de habilidades.

La primera ronda clasificó para la final a Kennard (28 puntos), Towns (22) y Young (22), que con su último disparo dejó fuera de la misma a Patty Mills (21 puntos). Los restantes concursantes eliminados fueron C.J. McCollum (19 puntos), Desmond Bane (18), Fred VanVleet (16) y Zach LaVine (14).

Se pudo ver en la pista, vestidos de calle, a los tres máximos triplistas de la historia de la NBA: Stephen Curry, Ray Allen y Reggie Miller. Ellos vieron cómo un pívot dominicano se coronaba como rey del triple. Porque los tiempos están cambiando.

Image

Por su parte el de volcadas, no fue un concurso digno de recuerdo. La competencia quedó eclipsada por la de triples tras mostrar un nivel muy alejado de lo mínimo deseable. No hubo pasión, faltó emoción en la final, el concurso acabó sin ningún 50 y todo discurrió por caminos trillados y no muy bien ejecutados.

En liza Cole Anthony (Magic), Juan Toscano-Anderson (Warriors), Obi Toppin (Knicks) y Jalen Green (Rockets). Anthony arrancó con camiseta con el número 50 de Knicks, la de su padre Greg Anthony, y botas de senderismo que vaticinaban una lesión que afortunadamente no llegó, para en su segundo mate volver a la tradición de las zapatillas de deporte y de la camiseta de su equipo, Orlando Magic. De poco le sirvió la parafernalia inicial: 70 puntos en total y eliminado.

Toscano-Anderson pidió a Julius Erving (jurado) que le firmara el balón e hizo su primer mate con camiseta y zapatillas con colores de la bandera mexicana. En la primera volcada saltó por encima de su compañero Andrew Wiggins (apoyándose en su hombro) y en la segunda se mostró correcto para sumar 87 puntos y acceder a la final.

El otro finalista fue Obi Toppin con 90 puntos. Dos grandes saltos, siendo el segundo mate realmente complicado de ejecución. Lástima que llegara sin fuerza al desenlace, porque eso le impidió alcanzar los 50 puntos.

Mientras, Jalen Green quedó eliminado tras sumar 83 puntos y hacer que todos nos cargáramos de paciencia con su primer intento que se tradujo en un sinfín de intentos ‘interruptus’.

La final apenas tuvo emoción. Toscano-Anderson hizo un primer mate frío y poco atrevido para una final y en su segundo, ya casi sin piernas, erró sus tres intentos, justo en la ejecución en la que homenajeaba a un ex Warrior, Jason Richardson, el único jugador de la franquicia que ganó el Concurso de Mates. Fue un buen logro para el mexicano llegar a la final, pero en ella se desinfló con 69 puntos.

Toppin lo tuvo fácil. En el primero erró dos intentos, cambió de mate y ofreció una volcada común, pero bastante poderosa y en el segundo ya hubiera ganado fallando sus tres intentos, pero nos dejó al menos una volcada curiosa apoyando la bola en el tablero sin soltarla de su mano. Totalizó 92 puntos en la final para ganar y convertirse en el tercer jugador de Knicks que se alza con el premio.

Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *