Copa del Rey: El Betis de Pellegrini y Bravo campeón

Tras igualar los 120 minutos 1-1, superó en penales 5-4 al Valencia y vuelve a ser campeón 1|7 años después, además de asegurar un cupo a la Europa League.

Prensa española se rindió ante Claudio Bravo y Manuel Pellegrini en nuevo  triunfo del Betis | En Cancha

El Betis del técnico Manuel Pellegrini y con Claudio Bravo de titular, se ha proclamado campeón de la 117ª edición de la Copa del Rey tras vencer 1-1 (5-4 en penales) al Valencia en partido disputado en el Estadio de La Cartuja gracias al gol de Miranda en la tanda fatídica tras el empate en la prórroga con tantos de Borja Iglesias y Hugo Duro en un partido cargado de alternativas en ambas porterías.

La fiesta del fútbol español por excelencia recuperó la alegría en las gradas y no le faltó de nada: desde los fuegos artificiales de los goles de Borja Iglesias y Hugo Duro en la primera parte, el baile de oportunidades de la segunda mitad y la traca final de los lanzamientos de penales donde la suerte sonrió a los de Pellegrini con el fallo de Musha y el acierto final de Miranda.

20.00 aficionados de cada equipo de un total de 57.000 que poblaban las gradas del Estadio de La Cartuja, recuperaban la fiesta del fútbol español tras dos años de pandemia, desde que los hinchas del Valencia celebraron título conquistado en 2019 ante el FC Barcelona en el Benito Villamarín de Sevilla, edición en la que los protagonistas de esta noche se encontraron en semifinales.

El choque de estilos entre Pellegrini y Bordalás comenzó a definirse en el anuncio de los once titulares en los que el chileno apostó por su equipo de gala para intentar tener el balón, mientras el alicantino optaba por Ilaix Moriba como novedad en el centro del campo con Alderete, Diakhaby y Paulista como tres centrales.

El comienzo del choque mostró ya a las claras el guion previsto con el Valencia buscando robar balones en el centro del campo para aprovechar su posicionamiento defensivo y lanzar en velocidad a Guedes y Hugo Duro, pero fue el Betis quien golpeó primero con el tanto de Borja Iglesias, máximo goleador de la Copa en el minuto 12 (1-0).

Image

Nabil Fekir estaba siendo el eje de la creación verdiblanca y el jugador franco argelino se asoció con Hector Bellerín para que el lateral progresara por el costado derecho y enviara un centro medido a la cabeza del ‘Panda’ que batió a Giorgi Mamardashvili para adelantar a los suyos en la primera acción de peligro.

Si el gol llegó por la derecha con un centro desde el lateral, Álex Moreno, esta vez desde el costado izquierdo, puso un balón similar al del primer tanto bético a Juanmi, quien ganó la espalda a Gabriel Paulista, pero no encontró el acierto que sí tuvo Borja Iglesias en la acción anterior.

Cuando peor estaba el Valencia, Carlos Soler se apoyó en Ilaix Moriba, quien ganó el centro del campo con un Betis sorprendido en un repliegue, y el centrocampista se inventó un espectacular pase entre líneas para Hugo Duro, quien se plantó solo ante Claudio Bravo para batirle con una sutileza picándole el balón para establecer la igualada en el minuto 29 (1-1).

Con las fuerzas igualadas, dos contraataques en ambas porterías subieron el voltaje del choque con una llegada eléctrica de Hugo Duro que cortó de forma providencial Guido Rodríguez para que Canales estrellara un disparo al palo izquierdo de la portería del Valencia tras una fulgurante llegada de su equipo de nuevo por la banda derecha.

Fue de nuevo el Valencia el que estuvo cerca del gol en el arranque de la segunda mitad con una triple ocasión: un rechace de Claudio Bravo a un centro peligroso de Foulquier, una pared entre Gayá y Guedes que a punto estuvo Hugo Duro de convertir en gol y un remate franco de Ilaix Moriba a pase de Carlos Soler que el centrocampista marró en boca de gol.

Image

Pero poco a poco el cuadro de Pellegrini comenzó a recobrar la iniciativa con varias ocasiones claras de gol: Borja Iglesias asistió a Juanmi que no acertó ante Mamardashvili antes de enviar un disparo al palo en el minuto 77 y un disparo de Nabil Fekir que detuvo el meta georgiano.

Los 90 minutos acabaron con dos acciones de peligro en ambas porterías: un remate de Borja Iglesias que Mamardashvili envió a córner y error de Bellerín propició una llegada de Bryan Gil, Gayá y Soler que acabó desbaratando la defensa andaluza antes de que el encuentro desembocara en la prórroga.

El tiempo extra no añadió nada más que cansancio a las piernas de unos futbolistas que lo habían dejado todo tras 120 minutos espectaculares para afrontar el desenlace desde los once metros donde Musha falló el cuarto lanzamiento de su equipo y Miranda rubricó el buen trabajo del Betis para coronar al equipo verdiblanco como nuevo campeón de Copa.

Image
Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *