Semana intensa que suma un aprendizaje de oro para todo lo que está por venir para Florencia Dufey y Simón Roessler.

Terminó una nueva edición del Junior Orange Bowl en el Biltmore Golf Course de Coral Gables, cerrando una semana muy positiva tanto para Florencia Dufey como para Simón Roessler, que completaron una notable experiencia en el prestigioso torneo estadounidense.

El mejor cierre del día fue para Simón, que completó la curva ascendente en su rendimiento con un peak de 68 golpes (-3) en su ronda final que sirvió para hacerlo escalar ocho puestos y ubicarse T17 en el tablero con un acumulado de +5.

“Es segunda vez que vengo. Este año jugué mejor pero no tanto como hubiera querido, pero es un aprendizaje muy importante para lo que viene”, comentó Simón en el cierre de su ronda.

Por su parte, Florencia Dufey se despidió del certamen con 74 impactos (+3) que la mantuvieron en la misma zona y terminó en el 12° lugar de la competencia con un acumulado de +11.

“Fue una muy buena semana. El nivel de competencia es muy bueno y nos deja con un balance positivo y con muchas ganas de enfrentar lo que viene”, evaluó la chilena que apunta alto para sus próximos desafíos.

De esta manera, se baja el telón del Junior Orange Bowl 2021 y comenzamos a enfocarnos en el Abierto de Cachagua que se juega desde este viernes, además de lo que será el Sudamericano Amateur que se disputará durante la próxima semana en Quito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *