NBA: Los Nets dejan a Miami sin liderato tras vencerlos claramente

8 partidos se jugaron este sábado y donde un incendio obligó a suspender por varios minutos el duelo entre Toronto e Indiana.

Dos operarios intentan apagar el incendio en el Scotiabank Arena tras la suspensión del Raptors-Pacers

El partido de la NBA entre los Toronto Raptors y los Indiana Pacers fue suspendido este sábado y la Scotiabank Arena fue evacuada por precaución a causa de «un problema mecánico», sin ninguna consecuencia para los espectadores presentes ni para los dos equipos. Los Raptors iban ganando por 66-38 con 4.05 minutos por jugar en el segundo cuarto cuando el partido fue interrumpido y la megafonía del estadio pidió a los espectadores evacuar «con calma la instalación», destacando que no existía ninguna amenaza para su salud.

«Por orden del jefe de bomberos se nos ha pedido evacuar lentamente y con calma la instalación. No existe amenaza para la seguridad, repito, no existe amenaza para la seguridad. Por favor, evacuemos con orden y calma el Scotiabank Arena«, fue el mensaje emitido por la megafonía. Tras un susto inicial, los espectadores recuperaron la calma y abandonaron el estadio, al tiempo que los bomberos se colocaban al lado de la pista pendientes de órdenes. Según los medios locales, la decisión de evacuar el Scotiabank Arena fue tomada después de que se detectara humo en uno de los altavoces del pabellón.

Tras la interrupción, los Raptors terminaron de aplastar a los Pacers, con 23 puntos de Pascal Siakam. Los canadienses siguieron acelerando y blindaron una victoria con 40 puntos de diferencia que les permitió meterse en puestos de playoffs, gracias al revés de los Cavaliers contra los Bulls.

En tanto, los Nuggets necesitaban imperiosamente ganar ante Oklahoma City para no ceder el sexto puesto en el Oeste, acechado muy de cerca por Minnesota. Ante esta oportunidad, esta vez sí los dirigidos por Mike Malone pudieron quedarse con el triunfo por 113 a 107, sufriendo más de la cuenta en un duelo que lo traían muy tranquilo, pero que a la vez habla de la inestabilidad del equipo. Facundo Campazzo no fue de la partida por tener fibre, aunque su hisopado dio negativo.

Jokic hizo su trabajo metió 32 puntos, bajó 12 rebotes y otorgó 5 asistencias y estuvo bien acompañado por Aaron Gordon con 20 tantos, Will Barton con 18, 6 rebotes y 7 asistencias y Bones Hyland volvió a mostrarse sus buenos chispazos desde la banca, esta vez no tanto con la anotación (metió 9 puntos), sino con la organización, lo que se tradujo en 6 asistencias para el base suplente.

Denver estuvo al frente del juego durante mucho tiempo y llegó al último cuarto con ventaja de 11 puntos, pero el Thunder le metió presión y sin contar con su jugador estrella Shai GIlgeous-Alexander. La visita llegó a ponerse una posesión por debajo, hasta que Jokic sacó un doble y falta tras asistencia de Barton para sentenciar el 113 a 107.

Lo del Este es un maravilloso ir y venir y reinar en el caos no es fácil. Y si no que se lo digan a equipos que fueron líderes y se hundieron, como fue el caso de Nets y como parece que puede ser el caso de Heat, que hoy ha perdido el liderato de la conferencia en manos de Sixers.

Brooklyn pasó por Miami y aprovechó el aparente mal momento que vive Heat, que con el de hoy ya ha perdido 4 partidos seguidos y que viene de una brutal bronca en un tiempo muerto protagonizada esta misma semana por las tres figuras señeras del equipo en distintos niveles: Jimmy Butler, Udonis Haslem y Erik Spoelstra.

Hoy, sabido desde hace mucho tiempo que Haslem es solo una figura decorativa, Butler solo metió 7 puntos en una actuación nefasta y Spoelstra no compareció en el partido por un problema familiar. Pero lo cierto es que el equipo, dirigido hoy por Chris Quinn, tampoco compareció en el juego, una incomparecencia que por momentos llevó al sonrojo.

El 95-110 final es altamente engañoso, porque si Nets hubiera apretado las tuercas a su rival le habría pegado una de esas palizas que dejan huella. Kevin Durant metió 23 puntos, Seth Curry hizo 17 tras meter 5 de 7 desde el triple, Andre Drummond sumó 13 tantos y 11 rebotes en solo 18 minutos, Nic Claxton ofreció muy buenos minutos y Goran Dragic visitó su antigua casa, donde recibió un homenaje en forma de vídeo por sus 7 años en el equipo y el calor de la que fue su afición.

Image
Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *