Kansas se proclama campeón del Basquetbol universitario de USA

Histórica remontada ante North Carolina que llegó a tener una ventaja de 15 puntos al descanso.

South Carolina head coach Dawn Staley celebrates with her team after winning the NCAA women's basketball championship Sunday in Minneapolis.

No decepcionó la final universitaria. Pasión máxima en un Caesars Superdome abarrotado para presenciar una remontada histórica de Kansas en la segunda parte que derivó en el cuarto título para el programa Jayhawks dirigido por Bill Self.

Nadie había llegado al descanso perdiendo por 15 puntos y había ganado luego la final en la era de la Final Four. Esa hazaña la firmó este lunes Kansas tras perder 25-40 ante North Carolina en la primera parte para luego sacarse de la chistera un 47-29 en la segunda imponiéndose 72-69 para obtener su primer campeonato desde 2008.

David McCormack fue el hombre del partido porque fue el jugador que resolvió en la parte final, aunque el MOP de la Final Four fue para su compañero Ochai Agbaji. Ambos fueron incluidos en el cinco ideal del torneo, acompañándoles los jugadores de North Carolina Caleb Love y Armando Bacot y el de Duke Paolo Banchero.

El partido tuvo dos partes completamente opuestas. La primera fue un ejercicio defensivo de primer nivel de North Carolina hasta imponerse 25-40 tras cerrar la primera mitad con parcial de 3-18 en el que Kansas hizo 1 de 8 en el tiro. Bacot fue el dominador del juego firmando ya su sexto doble-doble (12 puntos y 10 rebotes al descanso) en los 6 partidos jugados en el torneo, un logro que no había alcanzado nadie en la March Madness.

Entre Bacot, R.J. Davis y Brady Manek habían manejado el partido, y lo habían hecho pese al 1 de 6 de Caleb Love en los primeros 20 minutos. La historia estaba en contra de la remontada de Kansas, pero esta llegó con una celeridad inesperada, ya que Jayhawks se puso ya a tiro de piedra con un 45-46 tras meter en 7 minutos 20 puntos con parcial de 20-6. Y la cosa para Tar Heels fue a peor: 55-50 tras parcial de 30-10. North Carolina parecía herida de muerte  y la grada en Nueva Orleans hervía, pero terminó aguantando en la cancha hasta presentarse en el final del partido con opciones.

Image

Fue una segunda mitad plagada de desgracias para North Carolina, que vio a Caleb Love, el jugador de los segundos tiempos, jugando por momentos cojo, que sintió la retirada provisional a la banda de Puff Johnson tras recibir un golpe y que vio con impotencia como su gran estrella, Armando Bacot, se quedaba clavada bajo el aro tras una jugada muy fea en la que se lesionó para no regresar a pista. Quedaban 38,5 segundos.

El siguiente ataque estaba claro. Kansas percutió con McCormack ante la defensa en la pintura de Manek, un duelo desigual que se saldó con éxito para McCormack, autor de los últimos 4 puntos del partido, los que convirtieron el 68-69 en 72-69, con North Carolina quedándose sin anotar en los últimos 100 segundos de juego.

En un dramático final, con Bacot lesionado y fuera del juego, North Carolina erró 2 triples para empatar el partido por mediación de Caleb Love y Puff Johnson, pero aún tuvo una tercera oportunidad porque Kansas perdió un balón cuando ya tenía el encuentro en el bolsillo al pisar la línea de banda DaJuan Harris Jr. Tuvo así North Carolina los 4,3 segundos finales para buscar la prórroga, pero Caleb Love, errático toda la noche, quedó lejos de acertar su triple con un tiro desesperado que fue el colofón a su desastrosa noche en ataque.

Image

Kansas firmó su primer título desde 2008 con 5 jugadores en dobles dígitos anotadores. El crucial McCormack hizo 15 puntos y 10 rebotes, aguantó la recta final con 4 faltas y metió las 2 canastas triunfales. A su lado, Jaylen Wilson (15 puntos) y los muy importantes Remy Martin (14 puntos con 4 de 6 desde el triple, 11 en la segunda mitad) y Christian Braun (12 puntos y 12 rebotes, anotando 10 tras el descanso).

Agbaji terminó con 12 puntos, no siendo un jugador verdaderamente determinante en el triunfo de los suyos. North Carolina dominó los tableros de forma apabullante (¡35 rebotes frente a 55 con 24 ofensivos!), pero se hundió en ataque con un 31,5% en el tiro de campo y 13 pérdidas de balón. Bacot hizo antes de lesionarse 15 puntos y 15 rebotes, pero Mr. Doble se quedó esta vez en 3 de 13 en el tiro, una tónica general en un equipo que tuvo a R.J. Davis con 15 tantos y 12 rebotes, pero 5 de 17 en el disparo y a Caleb Love con 13 puntos en una jornada para el olvido: 5 de 24 en campo con 1 de 8 desde el triple.

Brady Manek fue la excepción positiva. Muy buena su final con 13 puntos, 13 rebotes, 4 tapones y buenos porcentajes. Tuvo que tirar más, le tenían que haber dado más opciones ofensivas. Además, 11 puntos y 6 rebotes de Puff Johnson en una derrota dura de digerir para los Tar Heels.

Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *