Alcaraz y Ruud a la gran final del Masters 1000 de Miami

El español derrotó al campeón defensor Hubert Hurkacz, en tanto el noruego superó al argentino Francisco Cerundolo y jugaran una final inédita el próximo domingo.

Casper Ruud (8°) le puso punto y final al sueño de Francisco Cerúndolo (103°) en el Masters 1000 de Miami: lo derrotó por 6-4 y 6-1 en las semifinales y accedió a la gran final del campeonato, donde espera por el español Carlos Alcaraz (16°) vencedor del polaco y campeón defensor Hubert Hurkacz (10°).

Esta gran victoria de Ruud marca un antes y un después en la historia del tenis de Noruega. ¿La razón? Casper es el primer tenista del mencionado país en ubicarse en la definición de un torneo de esta categoría.

De consagrarse campeón el domingo, además, seguirá subiendo en el ranking ATP y desplazará a Andrey Rublev del séptimo lugar del listado internacional. Esa sería su posición más alta como profesional.

Por otro lado, pese a la derrota en semifinales, Francisco Cerúndolo escalará hasta el puesto 51 del ranking mundial y alcanzó la mejor marca de Juan Martín del Potro en este torneo. Y además, es el primer argentino en llegar a esta instancia en su primer campeonato 1000 disputado.

Fran trató de volver a cambiar los favoritismos y, a pesar de empezar break arriba, vio como las piernas y el tenis no le respondían: terminó cediendo ante un Ruud sólido, pero sin mayores alardes.

 El noruego demostró por qué es top-10 y por qué este tipo de rivales no se le escapan, y se cuela en su primera final de Masters 1000 sobre pista dura tras derrotar a nombres como Alexander Zverev o Cameron Norrie. Su derecha es garantía de éxito y espera en una final apasionante al español Alcaraz.

Presenciar un espectáculo deportivo con la permanente sensación de estar viendo algo histórico supone un regalo para cualquier aficionado y Carlos Alcaraz está siendo infinitamente generoso. El joven español ha demostrado un tenis inconmensurable durante este ATP Masters 1000 Miami Open 2022, pero también un oficio, madurez e inteligencia competitiva absolutamente inconcebibles en un tenista de su edad.

Después de exhibirse ante Tsitsipas y sufrir contra Kecmanovic, hoy tocó ofrecer una versión mucho menos brillante y mediática ante Hubert Hurkacz, pero de un mérito y significado infinitos. Vencedor por un resultado final de 7-6 (5) 7-6 (2), el murciano ha conseguido el billete para la gran final de un torneo que podría ser el disparadero definitivo en su carrera.

Solo queda disfrutar del proceso y asumir que, noches como esta, pueden ser recordadas por mucho tiempo, asombroso, inconmensurable, histórico, ha conseguido el pase a la final y se granjea un lugar entre los mejores tenistas jóvenes de la historia.

Tanto es así, que el murciano es el segundo tenista que alcanza a una edad más temprana la final del Miami Open, estando solo por detrás de Rafael Nadal, cuando lo consiguió en 2005. Además, si hacemos extensivo el análisis a los torneos Masters 1000, nos encontramos con que está detrás de nombres como Michael Chang, Richard Gasquet y el mencionado Nadal.

Por último señalar que Alcaraz se está ganando el cariño de todos los amantes del tenis no solo por su excelso nivel de juego, sino también por su carisma y carácter agradable y respetuoso. Fue un paso más allá en el duodécimo juego del primer set en su duelo ante Hurkacz.

Con 30-0 a su favor, el polaco llegó muy justito a una dejada y el juez de silla decretó que la bola había dado dos botes. En realidad, no fue así y Carlos lo vio claramente, haciéndoselo saber al umpire y solicitándole que permitiera que el punto se pudiera repetir. Admirable.

Semifinales:

[6]Casper Ruud (NOR) a Francisco Cerundolo (ARG), 6/4, 6/1

[14]Carlos Alcaraz (ESP) a [8]Hubert Hurkacz (POL), 7/6(5), 7/6(2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *