Intensa noche de miércoles en la NBA y vea algo increíble

11 partidos y varios hechos destacados, triunfo de Lakers en tiempo extra, 41 ptos de un jugador en 29 minutos, un tiro desde una distancia increíble para la victoria de su equipo y un duelo entre argentinos.

Fue una noche de muchos partidos en lsa NBA, 11 en total, pero que dejó hechos pocas veces vistos, y que ls pasamos a contar.

Ni big three ni big four… el foco puesto de lleno sobre el joven Austin Reaves. El novato se doctoró en Dallas dando la victoria a Lakers en el último segundo de la prórroga. La jugada y pase de Russell Westbrook fue gran parte del éxito. Pero el tiro había que meterlo. Limpio. Un triple limpio pese al salto desesperado de su defensor. Reaves metió el definitivo 104-107 a 0,9 segundos del final y su equipo estalló. Todas las estrellas de Lakers abrazadas al rookie, toda la fiesta en torno al recién llegado.

El tiempo puede rematar a estos Lakers que se muestran ahora mismo en un momento dulce. Han ganado los angelinos 6 de sus 8 últimos partidos para elevarse hasta el 16-13. Pero siguen acumulando esfuerzos y más esfuerzos. Este fue su sexto partido de la temporada con prórroga, siendo el equipo que más veces ha tenido que estirar sus encuentros, pero a la vez siendo un equipo enormemente fiable en esas circunstancias, con marca de 5-1.

Perdieron los Mavericks, que jugaron sin Luka Doncic por tercer partido consecutivo, quedan con marca de 14-14 en la temporada y siguen atentamente la evolución del tobillo del esloveno Doncic.

Por su parte,increíble final en el partido Thunder-Pelicans. Con 107-110 para New Orleans llegó un triple espectacular del local Shai Gilgeous-Alexander a 1,9 segundos de la conclusión. Pero lo mejor aún estaba por venir y vino de la mano de los visitantes. Sacó del fondo de su canasta Pelicans sin tener ya tiempos muertos. El balón llegó a Devonte’ Graham y este metió un triple ganador contra tablero y sobre la bocina ejecutado desde 61 pies, el equivalente a 18,6 metros. Lo metió desde el triple de su campo para el definitivo 110-113. Impresionante. Aquí está la secuencia final con los triples de Thunder y Pelicans.

En tanto el duelo entre argentinos, fue para Minnesota que dominó en Denver, con una victoria contundente (107-124) con un Edwards estelar. Sumó el jugador de segundo año 38 puntos. Lo hizo con porcentajes de ensueño: 14 de 21 en campo y 10 de 14 en triples. Es el jugador más joven en la historia de la NBA en meter 10 triples en un partido.

Formó Edwards un tándem imparable con Karl-Anthony Towns (32 puntos con 12 de 18 en el tiro). Entre los dos se fueron a 70 puntos. Pero el elemento diferenciador sigue siendo D’Angelo Russell. Lo dicen los números. El base es el termómetro de su equipo. Partidos sin él… 0-5; partidos con él en pista… 13-10. Hoy sumó 16 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias.

Los números de los trasandinos, hablan que Facundo Campazzo (Denver Nuggets)hizo 6 puntos (2/8 en tiros de campo y 2/7 en triples), 3 rebotes, 8 asistencias, 1 robo, 2 tapas, 1 pérdida y 2 faltas en 30:13 minutos, en tanto Leandro Bolmaro (Minnesota Timberwolves) no anotó puntos en 2:16 minutos.

En otro de los duelos de anoche, el Spurs-Hornets solo tuvo a un equipo competitivo sobre la cancha, Charlotte, con protagonismo desbordante de Gordon Hayward, que mostró su mejor cara de la temporada con un partidazo sobresaliente.  El alero de Hornets estuvo imponente: 41 puntos en 29 minutos de juego. Metió 15 de sus 19 tiros de campo, 5 de sus 6 triples y los 6 libres que tuvo en sus manos.

Noche prácticamente perfecta para un Hayward que ya llevaba 16 puntos al final del primer cuarto tras una exhibición desde el triple (4 de 4), que alcanzó el descanso con 20 puntos y que metió 21 puntos en un brutal tercer cuarto para no volver más a la cancha. Porque la estrella del partido vio el juego en el último cuarto desde la banda.

Para cerrar les contamos del día feliz de Ricky Rubio en la distribución del juego. El base español repartió 12 asistencias jugando solamente 21 minutos, siendo esos 12 pases de canasta su mejor marca en la presente temporada. Terminó el catalán con 7 puntos, 12 asistencias y 4 robos de balón, y un +30 de Cavs con él en pista. El partido tuvo poca historia más allá de la tremenda superioridad de los locales, que vencieron 124-89 tras ponerse 35-16 al final del primer acto y llegar al descanso ganando 69-38 con 17 puntos de Darius Garland.

Resultó tan estremecedora la superioridad de Cleveland, ¡que jugándose el tercer cuarto el marcador llegó a estar 84-39! Fue una verdadera paliza la que le metió Cleveland a unos Rockets que jugaron sin Christian Wood, Eric Gordon, Jalen Green, Kevin Porter Jr. y Danuel House, unos Rockets que fueron vapuleados sin piedad y que solo contaron como nota positiva con la actuación del novato Alperen Sengun, que lideró al equipo en puntos (19), rebotes (11) y asistencias (5).

Resultados del miércoles

Image
Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *